Miércoles, 26 Febrero 2020 08:11

El Aulario Averroes de Rabanales incorpora una solución a los excrementos de los aviones comunes que respeta sus nidos

Escrito por G.C.
Valora este artículo
(2 votos)
Detalle de la solución Birds Clean instalada en la puerta del Aulario. Detalle de la solución Birds Clean instalada en la puerta del Aulario. Aula de Sostenibilidad

El Servicio de Gestión y Administración del Campus de Rabanales, asesorado por el Servicio de Protección Ambiental de la UCO y profesorado experto en la materia, ha instalado recientemente una solución a los excrementos de los aviones comunes que respeta el anidamiento de estas aves.

El Aulario Averroes es un edificio del Campus de Rabanales que alberga más de un centenar de nidos de aviones comunes, una especie gregaria que conforma colonias que anidan en construcciones de este tipo, sobre todo si tienen cerca barro. Tras valorar distintas alternativas se decidió por la instalación del sistema Birds Clean Plus, que reduce la caída de excrementos en más del 98%  y que cuenta con sistema de conexión de manguera para realizar su limpieza de manera más cómoda. En algunas ocasiones, sus anidamientos generan ciertas molestias, como era el caso concreto de la puerta principal del Aulario Averroes, donde los excrementos eran depositados habitualmente sobre las personas que entraban y salían del edificio. Por ello se ha buscado una solución que cumpla el objetivo de compatibilizar el anidamiento de los aviones y el paso de personas por la puerta principal minimizando el riesgo de ser manchadas por excrementos. 

Entre los posibles problemas de esta especie cabe citar el uso indiscriminado de plaguicidas, la eliminación deliberada de nidos, la contaminación atmosférica urbana, así como la dificultad para nidificar en ciudades por las nuevas técnicas de construcción y la escasez de lugares donde encontrar barro para el nido. Se encuentra entre las especies registradas en el Listado de Especies Silvestres en Régimen de Protección Especial y la destrucción de sus nidos supone un delito según el artículo 334 de la Ley Orgánica 10/1995, de 23 de noviembre, del Código Penal, que puede llegar a tener hasta una pena de prisión de seis meses a dos años. Como aves insectívoras son, además, tremendamente beneficiosas para los seres humanos. Con la nueva solución instalada, los usuarios de Rabanales podrán seguir disfrutando de su canto y de su rápido y ágil vuelo como recibimiento al Aulario Averroes.

Información adicional

Visto 1015 veces